Movimiento vertical


El movimiento vertical de las parcelas de aire ilustra cómo pequeñas causas pueden dan lugar a grandes efectos. La formación de nubes depende del movimiento vertical: al ascender las parcelas de aire, éstas se enfrían y el vapor de agua que contienen se condensa en gotas de agua, formándose la nube. La cubierta de nubes en la Tierra se comporta como un efectivo reflector de la energía solar y absorbente de la radiación de onda larga. Por tanto, los movimientos verticales en la atmósfera tienen un importante control en el balance total de energía. No obstante, las velocidades verticales son difíciles de medir y calcular. En este módulo revisaremos algunos métodos para determinar la velocidad vertical.